ENVEJEZCO

Pasan los años, afortunadamente, y las arrugas y las canas poco a poco van dibujando un nuevo aspecto físico.

Una imagen más que mil palabras

La piel es el órgano externo que muestra los cambios como un reflejo del estado interno; y si pudiéramos ver los pulmones, el hígado y el resto de órganos mostrarían los mismos signos de envejecimiento.

Que unas personas envejezcan más rápido que otras lo podría determinar la genética en un 30% y en un 70% el estilo de vida.

La piel adelgaza, salen arrugas y aparecen manchas. Se suda menos. Se reduce la sensibilidad al calor y al dolor. Si se toman medidas externas, que es lo habitual, la piel rejuvenece solo superficialmente, puede que le demos brillo unas horas al día, quizá meses, pero, interiormente y junto al resto de órganos siguen envejeciendo.

En las uñas aparecen surcos, se vuelven amarillentas y crecen más despacio. A todo esto se suma la vista cansada, la pérdida de fuerza y la falta de reflejos.

Se pierde estatura, tejido óseo y muscular. La pérdida de grasa reduce la energía y por eso se siente más frío.

La deshidratación aparece con mayor facilidad y las células reducen su tamaño.

Las extremidades se vuelven delgadas y el cuerpo ancho; se pierde la flexibilidad y la fuerza.

Los pulmones aumentan de tamaño pero también aumenta el volumen residual por lo que se pierde capacidad respiratoria.

Disminuye el tamaño del útero, de la vagina, del pecho y en los hombres aumenta el tamaño de la próstata.

Se segrega menos saliva y la digestión es débil por lo que cuesta más absorber los minerales. Los riñones filtran menos sangre, el hígado funciona lento y disminuye la motilidad intestinal.

El corazón aumenta de tamaño y sus paredes se vuelven más delgadas.

El sistema inmune se vuelve débil porque disminuyen los glóbulos blancos y cuesta recuperarse de las enfermedades.

Pues a pesar de esta interminable lista de alteraciones físicas podemos ralentizar este proceso degenerativo si tenemos en cuenta dos factores:

El estilo de vida tiene que incluir movimiento físico -hatha yoga, paseos- al menos media hora cada día. Y es muy saludable hacerlo antes de las comidas, no después de ellas.

Recuperar las horas de sueño nocturno. Para ello hay que acostarse pronto y readaptar nuestro cuerpo a los ritmos de la naturaleza. Dormir por la noche y vivir con la luz del sol. Evitar el estrés antes de irse la cama trabajando los pensamientos positivos.

Hacer trabajo respiratorio para recuperar la capacidad pulmonar, sobre todo porque las células buenas necesitan aire para vivir.

•Y la alimentación con una dieta completa, equilibrada y de cantidades moderadas que no solo favorece la absorción de nutrientes sino que facilita la eliminación de residuos, tan importante como la nutrición. Las células viven de lo que comemos, del aire y del sol. Toda regeneración empieza a nivel celular.

Aprender a mantener horarios regulares para las comidas y dejar que la digestión haya terminado antes de ingerir de nuevo ningún tipo de alimento.

Hay que aprender a beber agua. Es fundamental hidratarse con regularidad a lo largo de todo el día – y no en grandes cantidades solo en momentos determinados- con agua mineral de bajo nivel en residuo seco.

Todo la información es a nivel general y debe adaptarse a cada individuo según las necesidades marcadas por sus dosha en desequilibrio. En resumen hay que crear un estilo de vida saludable que a cambio recompensa con un equilibrio físico, emocional y mantiene vivo y joven todo un sistema celular que se regenera desde dentro y se muestra fuera, y “…pintarse la cara color esperanza, mirar al futuro…”

Reedito este post – en su día lo edite en un periódico digital pero a día de hoy ya no existe- en mi blog personal porque creo que puede ser de interés. Con mis mejores deseos.

Una mayonesa vegetal, unos guisantes fuera de temporada y un martes soleado

El agua que resulta de la cocción de los garbanzos conserva sus nutrientes y sirve para elaborar mayonesa.

Salsa mayonesa -con el agua que resulta de la cocción de los garbanzos- para acompañar a un arroz blanco con vegetales
Salsa mayonesa de aquafaba

INGREDIENTES PARA LA COCCIÓN

Garbanzos

Agua mineral

Semillas de comino enteras

Hoja de laurel

INGREDIENTES PARA LA SALSA MAYONESA DE AQUAFABA

Aceite de girasol

Zumo de limón

Sal

ELABORACIÓN

•Poner a remojo los garbanzos el día anterior.

•Calentar agua -solo la cantidad suficiente para que los cubra- y poner los garbanzos cuando este a punto de hervir. Añadir el laurel y el comino. Cuando los garbanzos están en su punto -al cabo de una hora aproximadamente- el agua habrá reducido y será un tanto gelatinosa.

•Guardar los garbanzos para otra elaboración y pasar el aquafaba a un bol hasta que baje a temperatura ambiente.

•En el vaso batidor: verter el aquafaba, la sal y batir hasta que pase de color pardo a blanco. Verter el aceite en hilo y mantener el brazo de la batidora -si lo estas haciendo a mano- en el fondo del vaso sin levantar. Ya al final de la elaboración echar un poco del zumo de limón, dejar que se integre y listo.

Otra manera rápida sería usar el agua que contienen los botes de garbanzos o alubias evitando todo el proceso anterior. Es más rápido pero menos sano por sus conservantes, aditivos, etc… Y aunque hay botes de legumbres con el distintivo ecológico, si lees sus etiquetas algunas aún siguen conteniendo las famosas E-… E-…

Con mis mejores deseos.

Qué aburrido, otro post sobre la vitamina C

La vitamina C no la produce el propio cuerpo ,y, aunque su faceta más conocida es su capacidad antioxidante también es indispensable para:

•el crecimiento y desarrollo de todos los tejidos -vasos sanguíneos, piel…-, •fortalecer el sistema inmune ante las infecciones,
•estimular el sistema cognitivo,
•absorber minerales como el calcio, y el hierro procedente de los alimentos de origen vegetal.

Cómo la naturaleza es sabia nos la ofrece a través de los alimentos, aunque también podemos obtenerla con preparados vitamínicos naturales:

Con los alimentos
La cantidad necesaria de Vit C varía según el peso, edad, clima y estilo de vida del individuo. Pero basándonos en cifras aproximadas y en el supuesto de que en la edad adulta se necesita un promedio de 80 mg diarios: si 100 g de perejil contienen 138 mg, 100 g de pimientos contienen 129 mg, 100 g de coles de Bruselas contienen 42 mg, 100 g de papaya contienen 82 mg, 100 g de naranjas contienen 51 mg, etc…, es evidente que una dieta variada cubre sin problemas la cantidad de vitamina C que necesitamos.

La cocción de los alimentos reduce el nivel de Vit C que contienen, pero también reduce otros elementos. Por ejemplo 12 ́ de cocción en las espinacas reduce la vitamina C, pero a la vez reduce el nivel de ácido oxálico que -en estado crudo- impediría la absorción de calcio y de hierro.

Con los suplementos vitamínicos naturales.
En Ayurveda el chyawanprash -de sabor no muy agradable- es el tónico por excelencia con múltiples propiedades. Aporta gran cantidad de Vit C y minerales por los ingredientes que contiene: amla, ghee, azúcar, vanasaksheri, pippali, ashtavarga, darusita… Aunque no es recomendable para los diabéticos por su gran contenido en azúcar.

El exceso de vitamina C parece no producir daño alguno, porque, al ser soluble en agua, se supone que la gente sana puede eliminarla sin problema a través de la orina. Pero si afecta a las personas que padecen cálculos de riñón por su dificultad en eliminar ese exceso.

También puede causar diarrea, acidez, cólicos de estómago o náuseas. Además de acabar convirtiendo su poder antioxidante en oxidante.

El defecto de Vit C presenta síntomas como palidez, anemia, cicatrización lenta de las heridas, piel áspera y seca o dientes y encías débiles.

El cerebro en caso de necesidad puede concentrar una cantidad de Vit C 100 veces mayor al resto de los órganos para mantener la función cognitiva, pero esto acaba afectando al resto de tejidos.

Las causas que agotan los niveles de Vit C pueden ser las infecciones. Mezclar la vit C con otros antioxidantes -vit E, betacarotenos y selenio-. O combinar esta vitamina con medicamentos que controlan el nivel de colesterol.

Una dosis matinal para vivir 100 años es: después de la higiene bucal y de tomar un vaso de agua caliente, tomar una mezcla hecha con miel, limón y jengibre fresco.

Vivimos en un mundo en el que casi nunca podemos asegurar algo con certeza. Lo que se afirma hoy se desdice mañana. Lo que no cambia es la seguridad de que una dieta sana, variada y sin excesos aporta la cantidad necesaria de vitamina C y de todos los nutrientes necesarios para el organismo.

Con mis mejores deseos.

Unas bolitas verdes, un toque asiático y una crema caliente

La preparación de una crema es sencilla y el resultado es un viaje hacia un puerto de aromas y sabores.

Crema de guisantes

Ingredientes

Guisantes

Unas hojas de pak choi -tiene un sabor astringente, mejor menos que más-.

Nabo

Puerro

Sal rosa de los Himalaya

Aceite de oliva Ve de extracción en frío

Frutos secos para el topping

Elaboración

• Trocear y saltear el puerro.

•Una vez dorado añadir el nabo y los guisantes para acabar de dorar todo junto durante unos minutos.

•Cubrir de agua

• Dejar hervir al menos 40´

• Añadir el pak choi casi al final de la cocción.

•Triturar y listo. Es mejor apartar algo de caldo antes de triturar así siempre se puede añadir solo si es necesario.

Con mis mejores deseos.

Las comilonas navideñas

He rescatado este post que publiqué el año pasado por estas fechas en un periódico digital porque, aunque la situación es bien distinta en lo que a reuniones familiares se refiere, el núcleo familiar sigue existiendo y también la intención de celebrar estas fechas tan señaladas que abren un paréntesis lleno de luz.

El post decía y dice así:

“ ¿Quién se resiste a las comidas navideñas, en una atmósfera relajada, rodeados de exquisita comida e interminables sobremesas? La voluntad flaquea y resulta muy difícil decir no.
Algunas medidas pueden ayudar a minimizar el efecto de los excesos que acaban por convertirse en sobrepeso, hinchazón abdominal y digestiones pesadas:

•Reduce las cantidades. Aunque el estómago es capaz de adaptarse a cualquier cantidad de comida cuando está lleno pierde su capacidad digestiva. No sacrifiques ese dulce navideño que tanto te gusta y solo tomas en Navidad, pero, solo una pequeña cantidad bastará para satisfacer el paladar y ser fácilmente digerida.

•Hay un lenguaje químico entre el cerebro y el estómago cuando comemos. El cerebro es el que decide que estás lleno cuando llega la información de la hormona leptina. Esta información tarda en llegar unos 15 ́. Si comes despacio cuando llega la señal has ingerido poca cantidad de alimento. Pero, en cambio, si comes rápido, eres capaz de ingerir una gran cantidad de comida antes de que llegue esa señal al cerebro para determinar que estás lleno. Por este motivo come despacio y lo más suave primero y lo más pesado después.

•Come relajado, paladea y saborea sin engullir la comida.

•No hables demasiado mientras comes, deja la conversación para la sobremesa.
Al hablar se pierde la atención en la masticación y se necesita descomponer más la comida bebiendo para tener la sensación de que tragamos el alimento, que llega al estómago sin apenas triturar. Los alimentos no digeridos se convierten en toxinas.

•Evita las temperaturas extremas en los alimentos; sobre todo no las mezcles. Ni tampoco mezcles demasiados alimentos para que la digestión sea más efectiva. La carne, el pescado y los huevos hacen las digestiones pesadas, evita mezclarlos con harinas refinadas.

•Con la edad la secreción gástrica disminuye así que elige con cuidado lo que vas a tomar de la mesa y no comas de todo.

•Cuidado con las lechugas, aunque su aspecto sea ligero no todo el mundo es capaz de digerirlas.

LUEGO DE LAS COMIDAS

•Luego de comer va bien relajarse, pero no dormir la siesta. Si eres practicante de hatha yoga, practicar supta baddha konasana luego de las comidas, hará milagros.

•Si has comido en exceso a mediodía cena una crema de alcachofas de temporada ( aumentan la secreción de bilis). Si prefieres no cenar nada, puedes tomar el agua que resulta de la cocción de las alcachofas.

ANTES DE LAS COMIDAS

•Si respiras correctamente el estómago recibe una buena cantidad de oxígeno. Te irá muy bien pasear o hacer un poco de ejercicio antes de las comidas así el alimento que vas a consumir se convierte en energía y no en grasa. •Tomar una fina lámina de raíz de jengibre (de sabor muy potente hasta que te acostumbras) fresco unos 10 ́ antes de las comidas estimula las enzimas digestivas. •La canela en las infusiones también aumentan las segregaciones de las enzimas digestivas.
•Por la mañana toma un vaso de agua que haya hervido previamente y tómala tan pronto haya bajado la temperatura.
•Si comes en exceso hidratos de carbono o azúcar hay que hidratarse. El agua es un lubricante, sobre todo en la digestión. Está en el organismo por el aporte que hacemos bebiendo durante todo el día.
•Cuando llega el alimento al estómago la saliva sigue haciendo su trabajo; si llega agua con la comida la saliva pierde sus características para digerir. Por eso no hay que beber mientras se come. Hay que beber antes o después de las comidas.
•Si sientes hambre primero bebe, a veces se confunde la sed con el hambre.
•Si tomas agua mientras comes el alimento resbala más rápido y por eso se siente la necesidad de comer más. Evita las bebidas frías mientras estás comiendo.
•Las comidas cocinadas con comino evitan los gases y la hinchazón abdominal.
•La cúrcuma elimina la acidez, pero no la tomes en seco. El sabor y las propiedades de las especias se potencian con su cocción.

INFUSIÓN DEPURATIVA

Las infusiones herbales ayudan al hígado a mantener su función hepática. Esta infusión es para tomar antes y después de estas fiestas un par de veces al día, siempre acompañada de una dieta ligera y equilibrada.

Para prepararla se mezclan las hierbas cuyas propiedades se detallan a continuación y se infusionan en agua caliente. Ingredientes: cardo mariano, tila, diente de león, alcachofera, rábano negro y unas gotas de extracto de ortiga verde. Se puede añadir boldo a esta mezcla pero sin abusar. Para tomar boldo es mejor dejar antes descansar el hígado con una dieta ligera. La cantidad de cardo mariano es la mitad en relación con el resto de los ingredientes.

Alcachofera – disminuye la grasa en sangre. Se suele mezclar con diente de león, ortiga verde y cola de caballo.

Boldo – estimula la producción de la bilis. Se tiene que tomar luego de comer y mejor mezclada con otras hierbas. Se suele abusar de ella por sus beneficios pero hay que tomarla con precaución, sobre todo dejar descansar antes el hígado con una dieta suave.

Cardo mariano – Regenera las células hepáticas.
Rábano negro – unas gotitas de extracto de rábano negro. Cantidad: una cucharada sopera por cada vaso de agua.

Con mis mejores deseos.

Rollitos vietnamitas

La comida asiática es riquísima y normalmente fácil de digerir.

Los rollitos son muy fáciles de elaborar y no es necesario añadir muchos ingredientes para que estén buenísimos. Se pueden acompañar con cualquier tipo de salsa, pero una vinagreta o una salsa satay -y aunque la primera es occidental y la segunda thailandesa- combinan genial con los rollitos-.

Vietnamita Rolls

Ingredientes para los rollitos

Obleas de papel de arroz

Agua tibia

Hojas de col

Zanahoria

Puerro

Preparación

• Trocear y saltear las verduras

•Hidratar el papel de arroz en el agua tibia

•Rellenar

Una vez rellenos se podrían saltear pero tampoco es necesario porque naturales están riquísimos, sin necesidad de añadir más grasas.

Ingredientes para la salsa satay

Solo es complicada por la larga lista de ingredientes que se necesitan:

Pasta de curry rojo

Chili rojo seco o salsa sriracha -chili fermentado-

Un vasito de leche de coco

1/2 cebolla

1 diente de ajo

1/2 cdta de comino

1/2 cdta de cilantro

La mitad de una varita de lemongrass

Unas gotas de limón

Un trozo de jengibre

Sal – aunque puede que no sea necesaria-

1/2 cda de panela

Cacahuetes o una cda de mantequilla de cacahuete

Elaboración

•Triturar todos los ingredientes de la lista menos la pasta de curry.

•En una sartén poner la pasta de curry con un poco de la leche de coco y reducir.

•Añadir ahora los ingredientes triturados y el resto de la leche de coco hasta crear una salsa homogénea.

Pero siempre se puede optar por una salsa vinagreta que es más simple e igual de buena.

Con mis mejores deseos.

La sal rosa de los Himalaya

Estos videos, sin profundizar demasiado, aportan algún dato a favor de la procedencia y de las propiedades de la llamada sal rosa del Himalaya. Hay más información sobre la sal y la salud en el post “La sal no perjudica la salud”.

Origen sal de roca rosa de los Himalaya
Mina de sal Khewra
320 km de cordillera Himalaya bordean el norte de Pakistán

Con mis mejores deseos.