Secuencia de asanas para fortalecer el suelo pélvico

Los problemas de próstata, incontinencia y cistitis pueden estar provocados en gran medida por la falta de tono muscular en el suelo pélvico. Esta secuencia de asanas del hatha yoga te permitirá recuperar tono y masa muscular con el fin de reducir y controlar  el malestar que pueden provocar estas patologías. 

La debilidad de los músculos profundos del abdomen y del suelo pélvico  puede provocar un descenso antinatural de la vejiga, forzado por la presión de los órganos internos, por un embarazo, peso excesivo, envejecimiento, estreñimiento crónico o deportes de impacto. 

Mantener el tono muscular del suelo pélvico evita la medicación o cirugía, que siempre deben de ser el último recurso.

Upavistha konasana

Próstata

Qué la próstata aumente de tamaño es un efecto natural a consecuencia de la edad. Eso no significa que haya una inflamación. 

La próstata es una glándula que rodea la uretra, justo en la parte que desemboca en la vejiga, por lo que la puede  comprimir a medida que se agranda. 

Es la prostatitis crónica ¿un síndrome de dolor miofascial? Parece que la gran mayoría de hombres  que la padecen dan negativo en los test microbiológicos pero si presentan trastornos en el suelo pélvico. 

Síntomas:

  • Dificultad de vaciar completamente la vejiga (podría afectar a los riñones)
  • Infecciones frecuentes porque la vejiga no se vacía completamente
  • Incontinencia
  • Cálculos en la vejiga
  • Presencia de sangre en la orina

Cistitis

La cistitis intersticial provoca presión y dolor en la vejiga. 

La vejiga almacena la orina y se expande hasta que se llena. Luego le indica al cerebro a través de los nervios que es momento de vaciarla. La presión constante que recibe por el peso de los órganos internos puede confundir las señales y dar la sensación de que siempre está llena aunque la cantidad que contiene sea escasa.  

Síntomas tanto en hombres como en mujeres:

  • Dolor entre la vagina y el ano en las mujeres
  • Dolor entre el escroto y el ano en los hombres 
  • Dolor pélvico crónico
  • Necesidad urgente de orinar 
  • Micción frecuente, en cantidades pequeñas, durante el día y la noche 
  • Dolor o malestar mientras se llena la vejiga y alivio después del vaciado
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • La sensación de que la vejiga nunca está vacía     

Incontinencia

Es la pérdida del control de la vejiga. Los músculos igual pueden estar débiles que con exceso de tono. Si están débiles hasta un estornudo puede provocar un accidente. Si sufren de hipertonía la sensación de ir al baño es continua aunque la vejiga esté prácticamente vacía. En este caso lo más adecuado es la relajación muscular del suelo pélvico.

Secuencia de asanas

Al fortalecer el suelo pélvico, desde sus músculos más profundos, y  también los músculos del abdomen, se evita la descarga del peso de los órganos internos sobre la vejiga.

El trabajo de asanas detallado a continuación ejercita de una manera profunda la musculatura del suelo pélvico. Da  tono y recupera la masa muscular adecuados. Estas asanas se pueden incluir dentro de otra secuencia o practicarlas como complemento.

-Abrir la sesión con 5-7 de vueltas de Surya Namaskar

-Seguir con asanas que vayan despertando los músculos suavemente, cómo:

Baddha konasana boca arriba y también boca abajo

Supta baddha konasana

Supta padangusthasana

Supta padangusthasana

Supta sucirandhrasana

Supta sucirandhrasana


– Trabajar las siguientes asanas dándole prioridad a  la permanencia

1-Supta prasarita padasana y separar las piernas hacia los lados hasta formar una V

2-Baddha konasana, posición normal sentado

3-Malasana

4-Virabhadrasana II

5-Parsvakonasana

6-Si eres un practicante avanzado puedes practicar asanas invertidas como sarvangasana y sirsasana.

7-Upavistha konasana

8-Setu bandha

-Cerrar la sesión con una respiración abdominal, en savasana, para calmar el sistema nervioso cuyo papel es muy importante porque el sist. nervioso simpático es responsable de llenar la vejiga, el sist. nervioso parasimpático la contrae y el sist. nervioso somático se responsabiliza del control voluntario.

A nivel de sistema nervioso central la micción depende de la corteza cerebral donde se registra el deseo de micción y la decisión de hacerlo o no. Una vez tomada la decisión el hipotálamo es el que decide si las condiciones son las adecuadas para llevar a cabo esa decisión.

Con la respiración se activa el sistema nervioso parasimpático, se relaja todo el sistema muscular y disminuye la hipertonía de aquellos músculos que están tensos en exceso.

Podemos mejorar la salud y detener el envejecimiento añadiendo buenos hábitos a nuestro estilo de vida. ¿Tú que crees, piensas intentarlo?  Si necesitas información adicional no dudes en ponerte en contacto. Desde Yoga│Ayurveda ys  con mis mejores deseos.

¿Qué es una asana?

De Patanjali al Hatha Yoga Pradipika

Yoga es uno de los seis sistemas filosóficos de India. A través de cuatro caminos, que suavizan o eliminan la deuda kármica, podemos acceder al Yoga. Estos caminos son: Karma yoga, Bhakti yoga, Jñana yoga y Raja yoga.

El Raja yoga también llamado Ashtanga yoga. Ashta, significa ocho y Anga, cuerpo. Patanjali lo describe como una escalera de 8 peldaños, Yama, Niyama, Asanas, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana, por los que se asciende hasta alcanzar el estado trascendental de la conciencia, el Samadhi. El Raja Yoga o Ashtanga Yoga se divide en:
Hatha yoga o trabajo físico, con asanas y kriya yoga, centrado en los 4 primeros peldaños: yama, niyama, asanas y pranayama.
Raja yoga, o trabajo mental, centrado en los 4 últimos peldaños: pranayama, pratyahara, concentración, meditación y samadhi.
El pranayama es el puente entre cuerpo y mente, por lo que forma parte tanto del hatha como del raja yoga.

Siddhasana

Nacimiento de las asanas

Restos arqueológicos de la primera civilización, -la civilización sumeria en el Valle del Indo, hace unos 6500 años a.n.e-, muestran pequeñas esculturas y tablillas de arcilla con asanas sedentes como siddhasana.
Parece que en los Vedas, aprox. del 2000 al 2500 a.n.e, no hay una referencia concreta a las asanas.

La primera referencia la hace Patanjali, quizá sobre el año 256 a.n.e, en los yoga sutras. Donde explica el objetivo meditativo de la asana.

II: 29. Yama niyama asana pranayama pratyahara dharana dhyana samadhi . Los 8 peldaños del Yoga.
II: 46. Sthira sukham asanam.Asana firme y confortable mantenida por un tiempo con mínimo esfuerzo.

II: 47. Prayatna saithiliananta samapatti hiam . La postura se dómina eliminando la tensión y meditando en lo Ilimitado o infinito.
II: 48. Tato duanduanabhighatah.Conquistada la postura, los pares de opuestos no alteran la mente.

El sistema de asanas tal como lo conocemos hoy día es recopilado o desarrollado por primera vez por Swami Swatmarama en el Hatha Yoga Pradipika, alrededor del año 1360 de n.e. Con el objetivo de facilitar el camino de acceso al raja yoga.


Extractos del Hatha Yoga pradipika:

“ Este es el primer paso para raja yoga. En Padmasana creamos el físico esencial. La columna vertebral se endereza para que el verdadero yoga pueda comenzar ahora. Pero incluso cuando hemos logrado esta postura es como una olla vacía, porque lo esencial aquí se desarrollará solo en la segunda etapa.”  La segunda etapa se refiere a los 4 últimos peldaños.

Y explica que no hay hatha yoga sin raja yoga:

II-76 haṭhaṁ vinā rājayogo rājayogaṁ vinā haṭhaḥ | na sidhyati tato yugmamāniṣpatteḥ samabhyaset. No se puede perfeccionar el haṭhayoga sin la práctica del rāja yoga y viceversa. Se han de practicar los dos hasta que se obtenga la perfección en rāja yoga.

Para Patanjali, asana es la posición correcta en la que permanecer sentado y entrar en un estado meditativo.

En el Hatha Yoga Pradipika Swami Swatmarama amplía el sistema de las asanas, convirtiéndolo en un trabajo de fortalecimiento físico no como un objetivo en sí, sino como una necesidad de facilitar el éxito a la gran mayoría de gente que no puede acceder directamente al Raja yoga. Para ello desarrolla las 84 asanas básicas que conocemos hoy día.

Baddha konasana

Enumeración de las asanas según Hatha Yoga Pradipika

Se describen 16 asanas principales del total de 84 asanas básicas que puede practicar la gente corriente. Svastikāsana, Gomukhāsana, Vīrāsana, Kūrmāsana, Kukkuṭāsana, Uttānakūrmāsana, Dhanurāsana, Matsyendrāsana, Paścimotānāsana, Māyūrāsana, Śavāsana.
De las que Siddhāsana, vajrāsana, Padmāsana, Siṃhāsana, Bhadrāsana son asanas sedentes.

I-39.caturaśītipīṭheṣu siddhameva sadābhyaset | dvāsaptatisahasrāṇāṁ nāḍīnāṁ malaśodhanam. Se ha de practicar siempre siddhāsana ya que purifica los 72.000 nāḍis.

I-41.kimanyairbahubhiḥ pīṭhaiḥ siddhe siddhāsane sati | prāṇānile sāvadhāne baddhe kevalakumbhake | utpadyate nirāyāsātsvayamevonmanī kalā
Si se domina siddhāsana y se logra retener prāṇa, con la práctica de kevala kumbhaka, no son precisas las demás āsanas.

Asana significa pues permanecer sentado de modo firme y confortable para poder concentrarse en el infinito.
El Yoga es intemporal, aunque su origen es muy antiguo, su eficacia es actual.
No todo el mundo puede “conquistar” con facilidad las asanas de meditación. Los dolores y enfermedades son un inconveniente para alcanzar elevados niveles de conciencia. Y como ayuda nace el Hatha yoga, con las asanas y kriyas, a través de la observación y la experiencia de maestros con una sabiduría y sensibilidad muy especial. Desde Yoga/Ayurveda YS queremos recordar que aunque no hay disciplina física más completa que las asanas solo son el principio de algo más. Cualquier pirueta en el aire no es una asana.

Pequeños consejos para una gran digestión

Una buena nutrición empieza con la digestión. Nutrirse es la capacidad de absorber y asimilar alimento. Y una buena digestión comienza con:

Parivritta parsvakonasana

– Ingerir una cantidad moderada de comida. Aunque el estómago tiene la capacidad de adaptarse a cualquier cantidad si está lleno pierde su calidad digestiva.

– Los horarios de las comidas han de ser regulares. Alterar el ritmo de los ciclos biológicos puede crear confusión en el organismo.

– No comer nunca sin haber digerido la comida anterior. Si sientes pesadez en el estómago es síntoma de que aún no has digerido lo último que comiste. Aunque depende de la cantidad de comida ingerida, hay que calcular que entre comida y comida la mayoría de la gente ha de dejar pasar unas 6 horas.

-No mezclar demasiados alimentos.

– Evitar las bebidas frías mientras comes.

-No emprender una actividad física intensa, ni tampoco un trabajo intelectual excesivo después de las comidas.

-Masticar hasta que, casi, desaparezca el sabor de la comida antes de tragar.

-El lenguaje químico entre el estómago y el cerebro. Es el cerebro el que decide que estas lleno cuando recibe la información del estómago. Supón que esta información llega en unos 15 minutos. Si comes moderadamente lento, cuando llega la señal has ingerido poca cantidad de comida. Pero, si por el contrario comes rápido cuando la señal llega al cerebro has ingerido el doble cantidad de comida.

-No confundir la necesidad básica de comer con la necesidad de llenar un vacío emocional. Hemos convertido comer en un medio rápido de satisfacer carencias emocionales. Me aburro pues como, me lo merezco pues como, estoy triste pues como…

– No comer nunca tenso, ni enfadado o preocupado. Para aliviar la tensión es bueno pasear antes de comer , hacer algunas asanas u otra actividad física

Las asanas favorecen el tránsito intestinal


En hatha yoga las asanas de flexión anterior y torsión, como parivritta parsvakonasana, nos dan fortaleza y nos conectan con la voluntad. Esa voluntad echa raíces y se extiende en todos los ámbitos de nuestra vida.

Las asanas ayudan a la asimilación del alimento y a la eliminación de residuos al activar con intensidad los órganos internos y aumentar la motilidad intestinal. Con mis mejores deseos Yoga/Ayurveda YS.