Los frutos secos no engordan

Los frutos secos no engordan si se consumen en cantidades razonables. Con el cambio de temperaturas llegan los resfriados. La mejor prevención es mantener un sistema inmunológico fuerte que sea capaz de combatir cualquier anomalía en el organismo. Se consigue respirando aire puro, dando paseos por nuestras hermosas playas, y con una dieta nutritiva y adecuada.

Leche de almendras

Los frutos secos y los hidratos de carbono

Los llamamos secos por su bajo contenido en agua.

Los hidratos son imprescindibles por su aporte energético y su origen solo es vegetal. Los recibimos de los cereales, las patatas, las legumbres y los azúcares de la fruta. Los anacardos, las semillas de girasol y los piñones aportan 30 g por cada 100 g. El resto de los frutos secos no suelen superar los 10 g.

Los frutos secos y las grasas

Las grasas se encuentran tanto en los alimentos animales como en los vegetales. Las grasas saturadas aumentan el azúcar en la sangre y las insaturadas lo regulan. Los frutos secos aportan entre un 40% – 70% de grasas insaturadas; por tanto no contienen colesterol. El resto de grasas que contienen son ácidos grasos esenciales.

Los frutos secos y las proteínas

Los alimentos de origen animal contienen más proteínas. De hecho el aceite, la fruta … apenas contienen proteínas. Sin embargo, algo ocurre con los frutos secos y es que aportan gran cantidad de proteínas.

Los frutos secos y el ácido fólico

Presentan un contenido en vitaminas muy desigual por lo que es difícil generalizar.
El ácido fólico es una vitamina del grupo B. Es de esas vitaminas de las que solemos carecer. Una de sus funciones es transportar el oxígeno a las células. Su deficiencia altera la producción de glóbulos rojos. Obtenemos el ácido fólico necesario a través de las frutas, hortalizas, judías y garbanzos. Y de frutos secos como avellanas, almendras, semillas de girasol, cacahuetes y en menor cantidad de las nueces y los pistachos.

Los frutos secos y el calcio

Aunque el alimento estrella son los lácteos, los frutos secos también tienen un alto contenido en calcio. El sésamo es increíblemente rico en calcio, 30 g aportan 234 mg, un 30% de la cantidad diaria recomendada. Las almendras, avellanas y nueces también tienen un alto contenido en calcio.

Los frutos secos y el magnesio

El 70% del aporte del magnesio procede de los vegetales y de los frutos secos como almendras, nueces y pistachos.

Los frutos secos y el hierro

El grupo que aporta más hierro, aunque parezca mentira, es el compuesto por las legumbres y el arroz integrales. Los vegetales aportan vitamina C que es imprescindible para absorber el hierro. El sésamo, las semillas de girasol y la avellanas tiene un alto contenido en hierro.

¿Engordan los frutos secos?

Solo las grandes cantidades podrían provocar un aumento de peso o una mezcla inadecuada, frutos secos con fruta fresca, que complicaría el proceso digestivo.

Podemos tomar frutos secos en forma de leche

No es tan fácil digerir un fruto seco si las digestiones suelen ser pesadas y lentas. Una solución es hidratarlos con agua unas horas antes o tomarlos en formato leche. Una leche 100% es altamente perecedera, pero prepararla es tan sencillo que se puede hacer al instante y disfrutar de todos sus nutrientes sin aditivos.

Receta de leche de almendras

250 g de almendras crudas sin necesidad de quitarles la piel fina. Unas cucharadas de sésamo.
1 1⁄2 de agua.

Preparación

Escaldar y pelar las almendras, aunque no es necesario, ya que pueden ir con la piel directamente a la batidora. Añadir el agua.
Se pasa por el colador y se exprime toda la pulpa hasta que queda seca, y listo.
Se puede, tanto, endulzar con azúcar natural de caña, panela, miel… para preparar una rica taza de chocolate como añadir sal para preparar una bechamel.

Pulverizados

El proceso de pulverización los convierte en una especie de harina.Triturarlos en el momento que vamos a consumirlos permite que mantengan sus propiedades y no se produzcan alteraciones. Se pueden añadir a leches, salsas, yogur, galletas…

Tostados

Se someten a un proceso de torrefacción donde pierden humedad, y sus nutrientes se concentran. Por ejemplo, el cacahuete tostado tiene menos agua, más grasa y más calorías, aunque la diferencia es insignificante. Las grasas que contienen también experimentan cambios, no demasiado favorables, sometidas a las altas temperaturas.

¿Que cantidad sería la aconsejada?

La cantidad aunque depende de muchos factores como peso, modo de vida, tipo de actividad física, etc… está aproximadamente alrededor de 25 g al día.

Cuando tomarlos

Lo mejor es tomarlos a mediodía o por la tarde. También es beneficioso para los músculos tomarlos una hora antes de una clase de yoga u otra actividad física.

Parece que van a llegar los días fríos. En breve podremos disfrutar en la calle de esas buenísimas castañas asadas. Intenta que tu dieta contenga un poco de todo, sin olvidar los frutos secos, y sin que las cantidades sean excesivas.

Quería compartir este post con todos vosotros; que en su día edite en el periódico digital

” Diario Balear”. Con mis mejores deseos.

Rejuvenecer con Ayurveda

Para Ayurveda cada individuo es un mundo con unas necesidades distintas. Unos envejecemos pronto y otros parece que no lo hagan nunca. Nos diferencian los distintos niveles de hormonas, de enzimas digestivas, de neuronas…de colágeno, de elastina. Así de distintos somos. Si todos fuéramos químicamente iguales seríamos clones. Y como vivimos en un mundo de estadísticas, nos hemos convertido en ciudadanos promedio, donde todo se generaliza. Pero esto es un error, porque, lo que es bueno para unos puede no ser tan bueno para otros.

Envejecer forma parte de la vida y cuando esto ocurre no solo perdemos el famoso colágeno. Si nos viésemos por dentro veríamos que no solo envejecemos por fuera sino que todo el sistema celular está envejeciendo.

Los alimentos te hacen joven o viejo

Los alimentos son una fábrica, natural, de rejuvenecimiento

-Cuando te levantas por la mañana la boca está llena de ama -toxinas-. Lava dientes y lengua antes de ingerir cualquier alimento -ni siquiera un vaso de agua-. La acumulación de toxina a lo largo de la vida acelera el envejecimiento

-Haz una buena dieta, es la base fundamental. Los alimentos son una fabrica de rejuvenecimiento celular de un modo natural y a todos los niveles.  

-Si tomas lácteos que procedan de animales que comen en libertad, sin antibióticos ni hormonas. 

-Come frutas, verduras y legumbres.

-La gelatina como el Agar Agar es de origen vegetal.  Son un buen regulador intestinal y con poder saciante. 

-Las semillas de sésamo, calabaza y pipas de girasol están llenas de propiedades

-Come lo que ha madurado al sol y no artificialmente.

-Toma agua de calidad. Cuidado con algunas aguas embotelladas que son como si  bebieras agua del grifo.

-No olvides los frutos secos y la sal. A pesar de su mala prensa son imprescindibles.

-No temas a las grasas saludables, son necesarias, y cuando se descomponen aportan energía y agua.

-Como no podemos generalizar porque cada uno somos un mundo, observa y experimenta por ti mismo. Lo que te siente mal y te produzca pesadez o gases quítalo de tu dieta, aunque sea un inofensivo tomate. 

-En la cantidad está el secreto. Que la cantidad no aumente o disminuya según tu estado de animo, que sea regular. El estómago se adapta a la cantidad que le suministres, no permitas que cada vez necesite más alimento.

-Lo que se come con calma, se digiere, nutre y no engorda.

-También en los hábitos saludables la actitud positiva y las horas de sueño son una fuente de salud para regenerar todas las células del sistema. Acuéstate pronto y levántate pronto. Intenta dormir al menos 7 horas sin interrupción. Evita aparatos electrónicos en la habitación. Y procura que la habitación esté oscura y ventilada.

-Respira y medita.

Cada uno envejece a un ritmo. Unos por que sus células son más débiles o porque su capacidad funcional hace que se agoten antes. Sin embargo otros parece que no envejecen nunca. Y es porque no están expuestos a tensión, estrés o falta de sueño. El envejecimiento lo determina en gran parte el estilo de vida. Con los mejores deseos desde Yoga/Ayurveda YS

Los parásitos intestinales y las semillas de papaya

De la papaya se utiliza  todo, su  fruto, hojas, látex y  semillas.
Todo es bueno de la papaya

Los parásitos intestinales, aunque es muy frecuente tenerlos, son difíciles de detectar. Esto es debido a que los síntomas que provocan su presencia son fáciles de  confundir con los de otras molestias o enfermedades comunes. Los parásitos pueden ser la causa de trastornos intestinales, ansiedad, pérdida o aumento del apetito, hinchazón abdominal, flatulencia, dolor de cabeza y hasta de una falta de nutrientes a pesar de llevar una dieta equilibrada. Los parásitos los podemos ingerir a través de los alimentos, de las manos, del agua si está contaminada, de las harinas refinadas, los lácteos y la carne. 

Las semillas de la papaya ayudan a la limpieza de los intestinos y nos liberan de los parásitos. Contienen altos niveles de enzimas proteolíticas – aunque el páncreas las produce la papaya también las contiene- que hace más efectivo el proceso digestivo a la hora de digerir las proteínas. Cómo son un alimento natural no hay una cantidad recomendada. Solo hay que tener en cuenta que los excesos nunca son lo más apropiado.

Hay que masticar muy bien las semillas.  Si no tenemos la suficiente paciencia de estar masticando hasta que se disuelvan por sí mismas, es mejor triturarlas y  tomarlas con el resto de la fruta del desayuno de la mañana. La fruta es mejor comerla  entera que licuada.

El árbol de la papaya

5 pasos para una limpieza intestinal

1-Prepararse durante un par de días  comiendo sano. A base de frutas, arroz y verduras.

2-Después pasar un día a base de fruta y añadir un poco de limón exprimido.

3-Un día de ayuno -agua-.

4-Lavado intestinal interno con un enema de limpieza.

5-Recuperar la dieta habitual poco a poco dando preferencia a los alimentos sanos.  

 Ayurveda  recomienda la papaya para equilibrar dosha vata. Vata suele sufrir de estreñimiento y esto hace que aumente la presencia de parásitos intestinales. Pitta ha de consumirla moderadamente y fresca en verano. No se recomienda en caso de un aumento de dosha  kapha.

Con mis mejores deseos espero que  esta información, aunque breve, sirva para despertar tu interés por la infinidad de posibilidades que ofrecen los sistemas de salud  Yoga/Ayurveda YS.