Un cambio de estación, un cambio de alimentación y un cambio en el estilo de vida.

El otoño trae nuevas verduras y con ellas una variación en nuestras recetas. Dejamos atrás las frescas ensaladas para dar paso a los platos calientes con coles, calabaza y  legumbres.

El sol ya no calienta tanto y la playa desaparece lentamente dando paso a otro ritmo y orden que nos empuja a estar más dentro – sofá, libro y manta- que fuera de casa.

Receta de sopa de arroz

INGREDIENTES

Col rizada

Arroz de grano redondo

Garrofón

Acelgas

Calabaza

Tomate pequeño

Agua

Aceite de oliva VE

Sal de roca

Pimentón

Ajo pequeño

ELABORACIÓN

Saltear el ajo y el tomate, pelado y troceado,  en una cazuela -evitar las que llevan teflón, es tóxico-.

Añadir el resto de ingredientes cortados en pequeños trozos, menos el arroz y la col rizada, y saltear hasta que cambie de color y suelte su propio jugo.

Añadir agua hasta cubrir las verduras y vigilar que la cantidad de agua no reduzca demasiado, porque es una sopa y ha de quedar líquida. Si se añade constantemente agua quedará insípida. Mejor regular el fuego que añadir más agua. 

Dejar que “burbujee” unos 35`.

Añadir ahora unos puñados de arroz que se cuecen en 20`.

5´antes de dar la cocción por finalizada añadir la col rizada.

Y listo

La receta en relación a las doshas: según Ayurveda las sopas calientes ayudan a poner a los Vata con los pies en el suelo. ¿Quién suele tener un exceso de Vata?: los mayores de 50 años, gente con exceso de actividad mental y también con dificultad y miedo en la toma de decisiones. Físicamente tienen la piel seca y sufren estreñimiento. Ayurveda nos enseña cómo los alimentos sacian el estómago y también la mente.

Con mis mejores deseos.

Un día de mercado, un salteado de setas y un domingo nublado

Los cambios de temporada se sienten ya en la temperatura y se ven en los nuevos colores que llenan las cestas del mercado con todos los tonos de marrón y anaranjado de las protagonistas, las setas.

Para ayurveda las setas son consideradas un alimento dulce, frío y húmedo por lo que aumenta la dosha kapha, son recomendables para pitta y con moderación para vata. 

Para la receta:

•Ingredientes

Robellones

Aceite oliva VE de extracción en frío.

Elaboración

Es mejor limpiar las setas con papel. Luego saltear. Y añadir la sal cuando estén ya fuera del fuego.

Para las gyozas

Ingredientes

Obleas de arroz

Picornells

Pasta de tomate

Elaboración

Humedecer las obleas de arroz.

Saltear los picornells. Añadir la “passata di pomodoro”, lo que es lo mismo que pasta de tomate.

Y rellenar las gyozas formando paquetitos.

Ingredientes para la salsa base de los robellones

Leche de coco

Champiñones

Brotes de lenteja

Pippali -pimienta alargada India-

Sal

Ghee 

Elaboración

Saltear la pimienta. Saltear los champiñones ya laminados. Añadir el coco, la sal, los brotes de lenteja y dejar borbotear en la sartén hasta que espese. Apartar un poco de esta salsa y triturar para añadir de nuevo a la salsa. Dejar reducir un poco más.

Con mis mejores deseos.


Arroz con calabaza

Un arroz cremoso, las últimas calabazas y unas hojas verdes.

Arroz con calabaza y alcachofas


Según Ayurveda la alimentación es el pilar que sustenta la salud. Por eso es necesario seguir una dieta variada y adecuada para mantener las doshas en equilibrio.
Al nacer el cerebro cuenta con unos 100.000 millones de neuronas. Este número disminuye con la edad, por lo que se puede decir que nada más nacer empezamos a morir.
Las células que se agrupan formando estas neuronas no viven porque sí. Su longevidad y buen funcionamiento depende de: respirar aire puro, hidratarse, pasear bajo el sol de la mañana, beber agua mineral y tomar alimentos frescos que crecen bajo la luz del sol. Cuando somos capaces de incluir esto en nuestro día a día retrasamos el envejecimiento de nuestras células.

Con mis mejores deseos.

Tartaleta de calabaza

Tartaleta salada de calabaza

INGREDIENTES para la masa 

60 g de mantequilla fría 

50 g de leche vegetal de almendras

Sal de roca al gusto

160 g de harina de xeixa

Una pizca de cardamomo molido

UTENSILIOS 

Bol de tamaño mediano

Tabla para amasar

Tamiz o colador

Molde de 20 cm

Rodillo

Brochetas de madera

Elaboración 

Tamizar la harina. Cortar a dados la mantequilla -cuanto más fría mejor-. Mezclar la mantequilla con la harina hasta que se deshaga y quede como una tierra. Parece que sobra harina pero hay que seguir mezclando hasta obtener  una masa consistente. Añadir  la sal y el cardamomo.

No amasar, solo integrar. 

Hacer una bola colocar en el bol y dejar reposar en la nevera mínimo una hora.

Sacar del frío. En este momento esta masa es difícil de manejar, porque está seca y quebradiza. Dejar reposar a temperatura ambiente una media hora. Y ya se puede manipular con las manos poco a poco hasta que se convierta de nuevo en una masa manejable.

Estirar con el rodillo y colocar en el molde.

Hornear la masa blanca -sin relleno-. Poner  peso sobre la masa para que no se hinche durante la cocción. A una temperatura aproximada de 180º durante unos 15´. Sacar, verter el relleno y llevar de nuevo al horno. Si se tuesta en exceso por arriba cubrir con papel de hornear para evitar que se queme por arriba y así se hornea bien abajo y en el interior.

INGREDIENTES para el relleno

Espinacas frescas

Calabaza

Curry nepali -una mezcla de 18 especias distintas-

Aceite de oliva VE

Sal de roca

Burrata de cuajo microbiano

Pimentón dulce de origen hungaro

Elaboración

Calentar la sartén. Añadir el aceite y las especias, y saltear máximo un minuto. Añadir las espinacas y saltear otro minuto. Retirar.

Cortar la calabaza a tiras y saltear en el mismo aceite base.

Rellenar la masa de la tartaleta con esta elaboración y hornear unos escasos minutos para que el jugo de los vegetales impregne la masa.

INGREDIENTES para las brochetas

Tomates cherry tricolor

Corazones de lechuga morada

Pepinos mini

Rúcula

Coles de bruselas cortadas a rodajitas.

Albahaca

Elaboración

Cortar y ensartar en el pincho creando combinaciones distintas.

Con mis mejores deseos.


Tostas

¿Hay diferencia entre tostadas y tostas? pues sí y no. Normalmente llamamos tostadas a las rebanadas de pan tostado que se suelen tomar en el desayuno.

Las tostas son como un sándwich o bocadillo abierto, sin más. Lo práctico es que puedes ver los ingredientes del interior y disfrutar del aspecto.

Tostas con hummus

Ingredientes de las tostas 

Hummus casero elaborado con garbanzos secos -remojar día y noche y luego dar menos tiempo a la cocción-

Berenjena

Tomatitos cherry

Hojas de hinojo

Garbanzos crujientes

Elaboración

•Tostar ligeramente el pan.

•Untar el hummus.

•Saltear unas rodajas de berenjena sin pelar.

•Decorar con garbanzos crujientes y hojas de hinojo.

 Dejar a remojo los garbanzos secos, día y noche.

 Hervir en una olla normal unos 45´

 Escurrir y secar -no uses el secador, mejor con papel de cocina☺︎-

 Meter en un bol e impregnar los garbanzos de: aceite de oliva VE, sal de roca, pimentón   picante – el pimentón de la Vera tiene mucha fama pero si encuentras pimentón hungaro  es exquisito- y las especias que más te gusten.

Con mis mejores deseos.

¿Quién puede borrar el color de las berenjenas?

¿Quién se resiste al rojo de los tomates? ¿al verde de los pimientos? ¿al color “verde fresco” del cilantro y la menta? ¿a las rayas de una berenjena?

Berenjenas al horno

La cocción altera el estado del alimento en cuanto a sabor, textura e influye en sus nutrientes:

Los hidratos de carbono son los que mejor resisten la cocción, sea del tipo que sea.

Las grasas a altas temperaturas se queman y se convierten en grasas saturadas.

Las vitaminas y minerales  son muy sensibles a las cocciones, y suelen perder de un 20% a un 30% de estos nutrientes. Una dieta variada de frutas y verduras, crudas y cocinadas suple sin problemas esta carencia.

La cocción o hidratación de las proteínas, de origen vegetal, las vuelve más digestivas.

No es lo mismo una berenjena al vapor que asada al horno. Por eso cuando elegimos una cocción en el horno hemos de:

•Ser conscientes de que los vegetales necesitan poco tiempo para estar listos. 

•Colocar un pequeño recipiente de agua para aumentar la humedad y no tostar en exceso el alimento. 

•Respetar el tiempo y la temperatura: no alargar el tiempo de cocción y mantener una temperatura media baja. 

•Poner la sal a mitad de cocción -cuando el alimento esté tomando color- para evitar su pérdida  de agua.

Para mantener el máximo de nutrientes al cocinar la berenjena

Cortar en lonchas gruesas.

Cocinar al vapor unos minutos por debajo de los 100º. 

Secar ligeramente con papel absorbente.

Salpimentar, rociar con aceite de oliva VE y cocinar al horno unos minutos sobre 180º, solo para darle un ligero toque crujiente -a 200º o más se multiplica la cantidad de acrilamidas, capaces de alterar el organismo celular-. 

De este modo mantenemos el máximo de nutrientes y disfrutamos de un ligero toque crujiente.

Con mis mejores deseos.

AGUACATE, ALGO VERDE Y POCO MÁS

Para que la clorofila de el color verde a las plantas -lechugas, hortalizas…- necesita la luz del sol. Esta clorofila está cargada de energía solar, oxigena la sangre y colabora con las células del sistema inmunológico. Si los vegetales llevan varios días en el frigorífico o son cultivados de modo artificial disminuyen en nutrientes y no pueden proporcionar la energía necesaria porque carecen de ella. 

Los aguacates por ejemplo si están fuera de temporada se conservan en cámaras con atmósfera controlada, en largos periodos que eliminan completamente el poder nutritivo del alimento.

Ensalada verde

Nos gusta adornar las ensaladas con frutas, y aunque están llenas de vitaminas y otros nutrientes la alimentación según Ayurveda nos recomienda: consumir la fruta fresca separada del resto de los alimentos para evitar que dificulte la digestión.

Ingredientes frescos de la ensalada

Aguacate

Pepino

Zanahoria

Rúcula

Aceite oliva VE, limón, sal rosa de los Himalaya y una pizca de pimienta negra recién molida.

Los 4 ingredientes principales tienen el poder nutritivo necesario para no tener que añadir nada más a la ensalada. De este modo será fácil de digerir evitando una digestión lenta que acaba por crear gases, pesadez e hinchazón abdominal.

Una cosa más en época de covid hay que limpiar bien los alimentos crudos, solo están libres de dudas los que cocinamos a una temperatura superior a los 75º.

Con mis mejores deseos.