AUMENTA TU INMUNIDAD y combate el coronavirus

No hay que esperar a que aparezcan síntomas, prevenir y limpiar el sistema respiratorio es una manera de fortalecerlo para enfrentarse en potencia a cualquier afección.

Durante el periodo de cambio de una estación a otra el cuerpo se debilita y las defensas bajan. Las mucosidades, la inflamación, las infecciones, las alergias, y la presencia alarmante del coronavirus, alteran el buen funcionamiento del sistema respiratorio y el cuerpo se vuelve susceptible a estas enfermedades. 

Puedes actuar en consecuencia y hacer una limpieza de las vías respiratorias para minimizar y combatir estas afecciones con:

Higiene nasal por la mañana al levantarse, ya que el cuerpo durante la noche excreta mucosidades. Se puede usar suero fisiológico o agua hervida con una disolución de sal. Pon el agua en la palma de mano y absorbe por un orificio nasal mientras mantienes tapado el contrario, o puedes usar una Lota -utensilio muy común en la higiene personal de un yogui-.

Lota yogui

Baños de vapor directos

Hay varios modos de preparar las hierbas y uno de ellos es hervir agua y hacer una cocción de hierbas -puedes elegir tomillo, menta, eucalipto…- para inhalarlas en un baño de vapor.

Con una toalla tapa la cabeza para evitar que se esparza el vapor y poder así absorber todo el aroma en un efecto sauna.

Baño de vapor directo

Infusiones 

Las hierbas son remedios naturales. Usadas desde el principio de los tiempos han sobrevivido a lo largo de los años por su poder para combatir diferentes enfermedades. 

Podemos hacer infusiones de las flores, raíces, hojas de las plantas, arbustos, y de la corteza de algunos árboles.  

Primero aclarar que no es una cocción, es una infusión. El modo de hacerlo es:

-Hervir el agua y retirarla del fuego. 

-Añadir las hierbas.

-Tapar y dejar infusionar unos minutos. 

-Colar y servir.

La concentración aumentará según el tiempo de infusionado. Unos 5 g aproximadamente por taza.

Infusiones

Hay una gran variedad de hierbas, hojas o raíces cómo:

Tomillo

Se utiliza para prevenir infecciones en las vías respiratorias. Es expectorante y mucolítico, Los aceites que contiene tienen propiedades antisépticas. Elimina virus y bacterias.

Menta

Relaja los músculos de las vías respiratorias y limpia los pulmones. 

Eucalipto

Alivia la irritación y congestión nasal. Con propiedades expectorantes.

La mayor fuerza la tienen las hojas alargadas (son las hojas más viejas). Usa 1 o 2 hojas para una taza de agua.

Regaliz

Combate la tos y elimina las mucosidades de la garganta y de los pulmones. Se usa la raíz, cortándola en pequeños trozos justo en el momento de usarla, para hacer una decocción en vez de una infusión. Cuando llega al punto de ebullición se retira, se tapa, y se deja reposar unos minutos.

Té masala

Infusión de origen hindú que además de ser relajante previene las afecciones de las membranas mucosas.

Ingredientes para 1 taza y ½ de agua

3 clavos de olor

Pizca de cardamomo – Aunque su uso está destinado a los problemas digestivos contiene una sustancia ,cineol, con propiedades antisépticas que ayuda a rebajar la inflamación de las vías respiratorias.

3 pepitas de pimienta negra -descongestiona las vías respiratorias-.

Un trozo de canela en rama -la canela es antiinflamatoria-. 

Un trozo de raíz de jengibre -combate las infecciones respiratorias-.

1 cdta de té negro

½ taza de leche (vegetal)

Panela 

Preparación

Se hierven las especias unos 10 – 15´.  

Se añade el té y se deja infusionar otros 2 minutos. 

Se agrega la leche caliente, que puede ser vegetal, o también tomarlo sin leche.

Colar y listo para tomar. 

La vida está llena de retos, mantener la salud es uno de ellos. Por eso prevenir es una buena estrategia. El reto, estos días, es fortalecer el sistema inmunitario y limpiar las vías respiratorias ya que es un modo de suplir las deficiencias corporales para combatir las enfermedades.

Con mis mejores deseos.

La avena: de pienso para caballos a alimento para humanos

La avena ha pasado en los últimos años de los sacos de piensos para caballos a envasarse en bolsas para el supermercado, y de allí a nuestras mesas.  

Estamos rescatando viejos cereales para ampliar la diversidad alimentaria, pero ¿los consumimos de forma adecuada?

Breve historia de la avena

Los caballos han comido avena salvaje desde tiempos inmemoriales. 

En época de los romanos llamaban a las tribus celtas y al pueblo caledonio -antiguo nombre de Escocia-, en sentido peyorativo “comedores de avena”, porque la consideraban una mala hierba solo útil para comida de caballos.  En Escocia y otros países del norte, se siguió comiendo avena porque daba la energía suficiente para soportar las duras jornadas de trabajo en esas tierras inhóspitas a muy bajas temperaturas. Con ella se alimentaba también a los reclusos en las cárceles británicas y elaboraban whisky.

A pesar de ser de cultivo fácil y económico la avena ha sido uno de los últimos cereales en empezar a cultivarse.

Gachas o “porridge” 

La avena se prepara tradicionalmente cocida, en forma de papilla con leche y sal. Este era el modo de consumir los cereales hasta que aparecieron los hornos. 

En la actualidad, desafortunadamente, la sal ha sido sustituida por azúcar; que parece más adecuado a nuestras costumbres. Y se hidrata solo con un poco de leche caliente.

La imagen nº1 presenta unos granos de avena pelados y enteros que necesitan estar a remojo toda la noche para ser cocidos al día siguiente y hacerlos digeribles. 

La imagen nº 2 muestra avena pre cocida, para conseguir un formato del grano laminado y que sea más fácil de usar; pero aún le falta la última cocción. En este punto aún no se han cocido bien los almidones por lo que hay que cocerla de nuevo. 

¿Qué aporta nutricionalmente la avena?

La avena se enrancia con facilidad si en el proceso de almacenamiento no se mantienen los parámetros adecuados de la humedad del grano.

Si la comparamos con el resto de cereales, como puede ser el arroz, la avena tiene más fibra, más proteína y más calcio. Pero esto lo tiene en su estado puro, cruda. Para poder absorber estos nutrientes la avena ha de estar cocida. Pero al cocerla, cosa absolutamente necesaria, pierde parte de estos nutrientes y se pone prácticamente al nivel del resto de cereales.  

El ácido fítico que contiene – también lo contienen otros pseudocereales y cereales integrales- puede crear deficiencias de minerales como hierro, zinc, calcio…, porque impide que nuestro cuerpo pueda absorberlos.

COCIDA Sí O Sí

Tal como sale del paquete le añadimos leche caliente o fría, y listo. ¿Comerias arroz laminado o en copos seco y crudo, solo con un poco de leche por encima? 

El modo tradicional, más sano y adecuado de preparación de la avena es en gachas 

Si el grano  está entero como en la foto 1:

Se hierven los granos con 3 veces más de agua durante 90´ hasta que se hinchen. Se aplastan y cuando se sequen estarán listos para la cocción normal, para moler y hacer harina o para hacer leche de avena. Con lo que habrá una segunda cocción.

Agua de avena

4 cdas  de avena y 2 litros de agua que se dejan reducir hasta que quede solo 1 litro.

Gachas o porridge

Así se tomó a lo largo de siglos, solo en los últimos 60 años de desatinos alimenticios somos capaces de tomarla cruda.

Ingredientes

110 g de copos de avena 

275 ml de agua o leche o una mezcla de las dos

Sal

Cocer a fuego bajo y lento, para evitar grumos, hasta que se haga una papilla. La papilla se cuece durante unos 5´ moviendo para evitar que se pegue en el fondo.

Añadir un poco de gomasio (sésamo y sal) , modo en que las preparan los japoneses y, es especialmente saludable ya que el sésamo aporta la parte de proteína que pierde la avena al cocinarse.

Consumir avena de manera inadecuada puede traer consecuencias

Muy pocos estudios han evaluado el efecto de la avena en las funciones intestinales. Sí es rica en fibra; da un efecto saciante y aumenta el volumen y el peso de las heces. Aunque esto parece no ser solo específico de la avena sino de los cereales en general.

Cuando se pasa de una dieta falta de fibra a una dieta rica en fibra se ha de hacer paulatinamente empezando con pocas cantidades para que el cuerpo la vaya asimilando. Si no se asimila genera gases que quedan retenidos y producen hinchazón abdominal.

Aunque las cantidades de gluten son mínimas respecto al resto de cereales, la avenina que contiene puede crear alguna reacción en los celíacos.

Los enfermos de Crohn y de  enterocolitis deberían evitar el salvado de avena porque los inhibidores enzimáticos se unen a las enzimas digestivas y disminuyen su actividad (como la de eliminar microorganismos patógenos que provocan las enfermedades).

Nada se puede considerar alimento si no somos capaces de digerirlo.

Con mis mejores deseos

El coronavirus se rinde ante un sistema inmunológico fuerte

Un sistema inmunológico fuerte te protege de cualquier invasión vírica.

¿Por qué unas personas son inmunes y otras no? Porque no existen dos sistemas inmunológicos iguales.
Con el transcurso de los años entramos en contacto con gérmenes y vamos adquiriendo inmunidad. Los niños están más expuestos porque su cuerpo aún no ha vivido ese contacto, y los ancianos porque su sistema inmunológico se va debilitando. En un adulto de edad media la fortaleza o debilidad de su sistema inmunológico depende en gran medida de su estilo de vida.

Una buena hidratación

¿Qué puedo hacer para fortalecer mi sistema inmunológico?
Puedes adquirir hábitos alimenticios adecuados. Hidratarte. Practicar hatha yoga y reaprender a respirar.

El primero paso es abandonar el consumo de alimentos con colorantes E 100, E 180, conservantes E 200, E 290 y aporte de texturas E 322 E 483 que aumentan el nivel de toxinas por acumulación.
El segundo empezar a tomar alimentos saludables, naturales y ricos en vitaminas. Las vitaminas A, C, B6 y E fortalecen el sistema inmunológico. Si consumes vegetales variados de todos los colores prácticamente incluirán todo el rango de vitaminas necesarias. Consumir alimentos que aumenten los niveles de hierro, – semillas de sésamo y frutos secos-, y vitamina C para ayudar a asimilar el hierro. Y también son necesarios los alimentos ricos en zinc, presentes en las semillas de calabaza, chocolate y germen de trigo.

Aunque prefiero los alimentos en su forma natural, el extracto de yuca líquido puede aportar los siguientes beneficios:

  • Forma una capa protectora en las paredes intestinales y de este modo impide que las toxinas entren en la sangre.
  • Contribuye a eliminar organismos patógenos.
  • Ayuda a curar pequeñas infecciones intestinales y reduce la inflamación.

El agua elimina toxinas a través del sudor, orina y heces que con la deshidratación tardan en eliminarse. Esta eliminación fortalece el sistema inmunológico.
¿Y qué sería de unas células deshidratadas? La hidratación las mantiene jóvenes y la calidad del entorno de la célula determina la cantidad de gérmenes que se adhieren a ella.

No se trata de beber más de lo que el cuerpo es capaz de asimilar porque el exceso elimina minerales que son necesarios y el agua acaba siendo eliminada por un exceso de orina. Si intentas no beber durante las comidas podrás asimilar mejor los alimentos y facilitara la digestión.

El sistema inmunológico no solo se ve fortalecido por una alimentación correcta, además hay que moverse. No hay necesidad alguna de ejercicio extremo e intenso; unas asanas son lo más adecuado para que la sangre circule cargada de oxígeno. Practicar cada día unos 30 ́ es suficiente para mantener ese flujo. Si aún no practicas hatha yoga es un buen momento para hacerlo.

El pranayama es la llave maestra para una rehabilitación celular. Permite una entrada de oxígeno adicional que rejuvenece el sistema celular.
La respiración profunda libera la presión sobre millones de diminutas válvulas a lo largo de todo el canal del sistema linfático. Una especie de vacío en todo el sistema crea una propulsión gracias a la cual la linfa puede expulsar todos los residuos tóxicos.

Es difícil e inadecuado meterse de lleno y en poco tiempo en sus técnicas más avanzadas, pero, si es posible empezar con la respiración ujjayi. Si ya eres experto práctica kapalabhati cada día.
Empezar el día con ejercicios respiratorios te aportará una profunda limpieza a nivel celular, equilibrio y paz.

Los virus se rinden ante un sistema inmunológico fuerte.

Con mis mejores deseos.

Los desodorantes y antitranspirantes pueden ser perjudiciales

Los antitranspirantes y desodorantes se han relacionado en las últimas décadas con el cáncer de mama. Algunas investigaciones detallan que la mayoría de los tumores de mama se localizan en el cuadrante superior externo, la zona más próxima a la axila, desde donde se filtraría el cloruro de aluminio hasta el tejido mamario.

Otras investigaciones aseguran que no hay resultados que demuestren esa relación cloruro de aluminio – cáncer.

Vivimos en un mundo lleno de contradicciones. Necesitamos informarnos para tener la capacidad de valorar y poder elegir qué es lo más conveniente para nuestra salud. Ser precavidos no supone un esfuerzo.

¿Por qué sudamos?

Sudar además de mantener la temperatura en el cuerpo, en momentos de exceso de calor o durante el ejercicio físico intenso, es necesario para eliminar toxinas.

Tenemos 2 tipos de glándulas sudoríparas:

Las ecrinas están en la piel y, cuando el calor corporal aumenta, ayudan a enfriar el cuerpo.

Las apocrinas,  están en axilas, ingles  y oídos. Son las que causan el olor corporal cuando fermentan los componentes del sudor a causa de las bacterias que viven en estas zonas. Empiezan a funcionar por estímulo hormonal por eso el sudor de los niños no huele.

El sudor aumenta por:

Estrés

Medicamentos. Antiinflamatorios y antidepresivos.

Alimentos. Carne, cebolla, ajo, queso, legumbres, alcohol, y alimentos de sabor salado, ácido y  picante.

Desodorante. Lo lógico es pensar que su consumo diario disminuirá el olor corporal pero curiosamente crea un efecto rebote. Lo que hace es que al matar las bacterias ecrinas permite el aumento de bacterias apocrinas.

Telas sintéticas. Lo recomendable es usar telas de algodón.

Si evitamos estas causas, con una ducha diaria y las zonas más críticas depiladas, reduciremos notablemente el olor corporal.

Diferencia entre desodorante y antitranspirante

El desodorante solo neutraliza el olor. Mata las bacterias que viven en la piel con las sustancias antibacterianas que contiene.

Los antitranspirantes controlan y reducen la producción del sudor. Contrae los poros para impedir que liberen fluido corporal. Al combinarse el cloruro de aluminio con los electrolitos en la piel se crea un tapón de gel en las glándulas sudoríparas.

Cuidado con lo que nos ponemos en la piel

Las palabras del profesor Heather Patisaul, Ph.D fueron publicadas  en la revista Time: ”Cuando come algo el hígado y el sistema digestivo lo desintegran, pero cuando aplica algo a su piel, es posible que pueda entrar en el torrente sanguíneo sin ser metabolizado”.

Elementos perjudiciales en los desodorantes y antitranspirantes

Cloruro de Aluminio

Usado sobre todo en los antitranspirantes.

Con el tiempo tapa los poros de la piel impidiendo la necesaria eliminación de toxinas a través de la transpiración.

El aluminio aumenta la inestabilidad en las células  del tejido mamario y podría fomentar el desarrollo de tumores.

Parabenos

Crean cambios en la producción y regulación de estrógenos y otras hormonas.

A pesar de ser catalogados como sustancia de baja toxicidad, el DR. Philip Harvey, editor del Journal of Applied Toxicology, aseguraba que estas sustancias si están relacionadas con el cáncer de mama. 

Ftalatos

Cualquier cosa que tenga fragancia química tiene ftalatos que se adhieren a la piel y al pelo para prolongar la fragancia. Perturban las funciones de los andrógenos que son los que construyen y mantienen la masa muscular y  la energía.

Triclosán

Su absorción podría afectar a la flora bacteriana intestinal, a la función muscular y a la actividad cardíaca.

Alcohol

Las pieles con problemas de dermatitis se beneficiarán si los productos no llevan  alcohol

Opciones naturales

El Ayurveda dice:  no te pongas en la piel nada que no serías capaz de comer.

Afortunadamente podemos elegir desodorantes naturales sin alcohol y libres de todo componente químico.

Limón

Frotar directamente sobre las axilas

Vinagre de sidra de manzana

Diluir en agua y rociar con un spray

Bicarbonato de sodio

Espolvorear sobre la mano húmeda y aplicar en las axilas.

Peróxido de hidrógeno

Mezclar una cdta. de solución al 3% con 30 ml. de agua. 

Aceites de árbol de Té, limón , coco

Diluir 2-3 gotas  en 30 ml. de agua

También se puede añadir unas gotas de árbol de Té al aceite de coco.

El alumbre 

Es un mineral con propiedades desodorantes, antisépticas, astringentes, antibacterianas y cicatrizantes, y apto para todo tipo de pieles.

En el 1500 a.c. los romanos ya utilizaban este mineral como desodorante.

La piedra de alumbre natural o “Potassium Alum

Compuesta por  sales potásicas y sulfato de aluminio ( es el componente del bicarbonato de sodio común). Cuando aplicamos piedra de alumbre natural sobre la piel, ésta sólo actúa en la superficie, la humedad se seca dejando sobre la piel una capa de minerales protectora que no penetran en la piel, ni evitan por completo la transpiración natural. El alumbre natural no huele a nada.

La piedra de alumbre sintética o “ Ammonium Alum”

 Se obtiene por la aglomeración de sales de ammonium . El alumbre sintético huele a sal quemada.

No es prudente impedir al 100% la transpiración. Sudar es algo natural y necesario para regular la temperatura corporal. La piel  es un órgano excretor cuya función es eliminar toxinas, y, si bloqueamos esta función lo que no se elimina vuelve al torrente sanguíneo. 
La  acción de los productos naturales  pudiera no ser, al principio, tan eficaz como la de los antitranspirantes, que son de efecto inmediato, pero a la larga será efectivo y sano. ¿Qué eliges? Con mis mejores deseos desde Yoga/Ayurveda YS.