Tomar el sol: si, no, si, no…

Cuatro cosas son indispensables para una buena salud: una alimentación adecuada, hidratación, ejercicio físico y la luz del sol.

El sol

En la mayoría de países asiaticos, al contrario que en Europa, les gusta lucir la piel blanca, ¿significa esto que no exponerse al sol reduce el índice de casos de cáncer de piel en la población asiática y qué el nivel es más bajo en relación con Europa? ¿lo és? 

Según los world health rankings, de las 50 causas más probables de muerte en España el cáncer de piel ocupa el lugar 34. En Tailandia el cáncer de piel ocupa el lugar 40. ¿Por qué hay tan poca diferencia entre una población que no toma el sol y una que sí lo toma?. Un dato para pensar.

Beneficios del sol

Las células de la piel captan la energía de los rayos del sol para sintetizar Vitamina D, los otros rayos, los agresivos, en horas de baja intensidad solar son absorbidos por las capas atmosféricas que envuelven la tierra. Sin embargo, somos propensos a tener un déficit de esta vitamina porque pasamos la mayor parte del día encerrados y expuestos a luz artificial. 

La realidad es que no hay mejor medicina que un baño de sol y de agua de mar a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde para recibir  beneficios como:

Fortalecer el tejido óseo, regular el nivel de calcio y colaborar en la renovación celular.

Estimular el sistema inmunológico.

Combatir la presencia en la piel de gérmenes, ácaros, hongos, bacterias y virus. 

Aumentar nuestra energía vital e influir positivamente en los síntomas de depresión, insomnio e irritabilidad.

Los rayos ultravioleta provocan un efecto vasodilatador que mejora la circulación sanguínea. También estimulan la glándula tiroides para que produzca más hormonas lo que ayuda a aumentar el tono muscular.

Inconvenientes 

Es evidente que la debilidad de la capa de ozono hace más crítica la exposición solar. Y los inconvenientes de tomar el sol en exceso y en horas de alta intensidad solar hace que: 

Nos quite la energía en vez de darla. 

Las jornadas interminables de sol son más de lo que nuestro cuerpo puede soportar y agotamos la  melanina -proteína que nos broncea y que a la vez nos protege de la luz del sol- por la defensa del cuerpo ante la agresión de los agentes externos.

Causa un envejecimiento prematuro de la piel.

Debemos de tomar precauciones -según indica el Ayurveda- que van más allá de la crema solar, y son: 

Hidratar la piel por dentro y por fuera

Con o sin protección solar, la piel tiene que estar preparada para exponerse al sol. Si la piel está deshidratada, tirante y seca, sufre más daños.

Lo mejor es hidratarse bebiendo agua mineral pura, limpia y cristalina. Masajear la piel con aceites naturales que la alimentan y la protegen. 

Si usas productos solares que sean naturales

Los productos que protegen, y a la vez cuidan nuestra piel, están compuestos por minerales naturales, vitamina C y aceites o cremas vegetales de karité, coco…Mejor evitar los bronceadores con componentes químicos: oxybenzone, metil antranilato o palmitato de retinol que podrían ser perjudiciales.

Llevar una dieta equilibrada 

Que incluya: nueces, almendras, aguacates, maíz, zanahoria, ciruelas, cerezas, frambuesas, sésamo, aceites vegetales, cereales, acelgas, perejil, cilantro, apio, papaya, sandía, tomate y albaricoques.

La dosha pitta puede desequilibrarse -por exceso- en esta época del año. Y en consecuencia aumenta la irritabilidad, la crítica, los enfados, etc… Evitar el sol directo, hidratarse y tomar alimentos de sabor dulce, amargo y astringente evitando los de sabor picante – incluyen la cebolla y el ajo- controlara el aumento de esta dosha.

Un bronceado es más bonito sobre una piel sana. Tomar el sol no es un acto irresponsable, solo hay que elegir las horas de baja intensidad solar. Y alternar siempre con baños en el agua mientras estamos expuestos al sol.

Aunque las horas de playa y de sol son, comprensiblemente, muy deseadas hay que hacerlo progresivamente y con precaución. Todos los excesos pueden convertir algo bueno en malo.

Con mis mejores deseos.